Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Plenilunio el Lun Sep 06, 2010 12:40 am

Mi socia llevaba muchísimo tiempo intentando convencerme de que escribiera a Leo con un vestido rosa. Me negué sistemáticamente hasta hace poco, cuando hicimos una apuesta y ofrecí este pago si perdía o escribírsela para su cumpleaños si ganaba. Acabo de perder, lo cual no me importa lo más mínimo, me he reencontrado con Leíto y Mariete. No se admiten cambios ni devoluciones, para cualquier queja o reclamación, diríjanse al ilustre Maestro Armero. Ustedes lo pasen bien.


Rosa
Mario pulsó el botón del timbre y taconeó con impaciencia sobre el felpudo. Leo debería cambiarlo, por cierto, estaba tan desgastado que apenas se veía el dibujo. Tal vez se lo diría si no le echaba a los perros nada más verle, cosa que no descartaba. No estaba de humor para visitas, eso le había gruñido por teléfono cuando la llamó porque hoy tampoco iba a trabajar.

Si ya sonaba mal por el auricular, a través del cascado portero automático daba la impresión de estar en las últimas. Leo. Aunque el trasto ese también, lo raro era que nadie se hubiera quedado pegado todavía al llamar. Todo fuera por una buena obra.

Transcurrieron un par de minutos hasta que la escuchó caminar hacia la puerta. Iba descalza, según dedujo por el sonido. En su estado no era lo más apropiado, había faltado porque llevaba un par de días con una gripe monumental. Preocupado por ella, Mario había pedido permiso para escabullirse después de comer aprovechando que no se traían nada importante entre manos salvo el ratón para jugar al solitario.

Imaginaba que Leo tendría mala pinta, pero nunca habría concebido encontrársela de esa guisa. Lívida, abotargada, ojerosa, despeinada y enfundada en un vestidito rosa de Hello Kitty que Mario se preguntó de dónde habría sacado. Leo profirió un bufido, se hizo a un lado para dejarle entrar y cerró dando un portazo.

—¿Qué coño miras?—le espetó con un hilo de voz ronca que a Mario le costó entender.
—Yo también me alegro de verte. Bonito vestido, por cierto.

Leo frunció el ceño, se dio media vuelta y emprendió el camino hacia su dormitorio arrastrando los pies. Mario sonrió. Incluso con esas pintas y ese genio, le daban ganas de abrazarla y mimarla hasta que se quedase dormidita y descansase, que buena falta le hacía. Sabía bien cuánto le gustaban y relajaban las caricias en el pelo.

—Se le cayó a la gilipollas de arriba—Interrumpió Leo el hilo de su pensamiento antes de que se pusiera más ñoño—. No vino a reclamarlo, aunque no me extraña.
—Te queda bien.
—Tú eres tonto.

Mario la siguió al dormitorio. A juzgar por su estado, Leo no había tenido energías para recogerlo ni hacer la cama desde que cayó enferma. Se lanzó en plancha sobre el colchón, se hizo un ovillito y se arropó hasta el cuello. Le miraba con los ojos encendidos de fiebre y agarrando las mantas con tanta fuerza que al primer tirón Mario se dio cuenta de que no podría arrancárselas sin hacerle daño.

—Mario, de verdad, déjame. No tengo cuerpo para…
—Ya lo sé—la cortó excusándose con las manos en alto—. Precisamente por eso vengo. Anda, ¿por qué no te das una ducha mientras te cambio las sábanas y te arreglo un poco la casa?

Leo cerró los ojos y tragó saliva. Parecía con tantas ganas de salir de la cama como de dejarse disparar en un pie, sobre todo a partir del momento en que le entró un ataque de tos de bronquítica agonizante y tuvo que sonarse apresuradamente. Mario se acercó a ella y le tocó la frente. Con esa temperatura no podía permitir que se quedase encamada bajo una tonelada de mantas y edredones.

—A la ducha, vamos.
—No quiero—protestó como una niña pequeña.
—Leo, vamos.

Rezongando, pero consiguió que se levantase y se enclaustrase en el baño. Si no se había puesto a protestar era que se encontraba realmente mal. Mario chasqueó la lengua, abrió la ventana para ventilar y se puso a recoger. Tenía que ser rápido por si Leo terminaba enseguida, pero con el pasar de los minutos se dio cuenta de que se estaba tomando su tiempo. Mejor, le aliviaría los dolores musculares. En mitad de sus gruñidos telefónicos le había revelado que le molestaba todo el cuerpo. Los bichitos la habían golpeado con fuerza este año.

Para cuando Leo salió del cuarto de baño, Mario ya la estaba esperando con la casa en condiciones moderadamente normales y una sopita caliente. El olor hizo que Leo ronronease y aceptase sentarse con él a ver la tele. Se acurrucó en su costado mientras iba bebiendo de su taza a sorbitos y mirando la pantalla sin llegar a procesar nada. Al poco de terminarse la sopa, Mario notó que su cuerpo cedía como un peso muerto. Debía de tener la nariz taponada, lo cual, sumado a la postura, hacía que roncase ruidosamente con la boca abierta.

Estuvo tres cuartos de hora haciendo más ruido que un avión al romper la barrera del sonido. Para cuando los ronquidos cesaron, Mario ya se había acostumbrado a distinguir el murmullo del televisor a volumen mínimo. Leo se desperezó, murmuró que se iba a por un vaso de agua y regresó a su postura de ovillo pegada a su lado. Mario pasó un brazo por encima de sus hombros y la acarició. Leo miraba el televisor con gesto de desconcierto y desagrado.

—¿Qué es esto?
—¿Lo de la tele?
—No, lo del techo—se burló con una mueca—. No me digas que es lo que creo que es.

Mario se encogió de hombros. Sí, de acuerdo, estaba viendo el serial ese de La Primera que su madre no se perdía. A esas horas podía elegir entre una España franquista de cartón piedra, documentales soporíferos o tertulianos gritándose cotilleos. Leo no parecía muy satisfecha con su elección.

—¡No me fastidies, Mario!—protestó, lo que le causó otro ataque de tos tuberculosa—. Si es que encima actúan de pena. Mira el bigotes ese. Y la petarda del vestido de flores. Vaya dos, ¿más malos no los había?
—Entonces, ¿no te gusta? Pensé que sí—la provocó con una sonrisa traviesa.
—Sí, tanto como tener el gripazo este.

Mario rió por lo bajo y le dio una palmadita en la cintura. Leo no compartía su entusiasmo.

—Leo, tengo una mala noticia que darte.
—Eres del club de fans de la del vestidito de flores.
—Podría ser, me parece preciosa, pero no.

Leo se revolvió para mirarle con las cejas altas de incredulidad.

—¿Preciosa? Venga la otra mala noticia.
—Viendo lo protestona que estás, te vas a recuperar enseguida.

Leo cerró los ojos y le dio un puñetazo cariñoso en el muslo.

—La mala noticia es para ti. En cuanto me ponga bien pienso hacerte pagar esto con intereses.
—Y entonces yo le diré al mundo que tienes un vestido rosa de Hello Kitty.

Leo se encogió de hombros.

—Será lo último que hagas, te lo aseguro.
avatar
Plenilunio
Mandamás

Localización : al teclado

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Vyra el Lun Sep 06, 2010 12:53 am

jejejeje todavía me estoy riendo... eres una genia!!!
1º: Soy capaz de ver a Leo con ese vestidito y sus pelos largos de hace 6 días que no me peino XD
2º: El bigotes y la petarda del vestido de flores.... Tienen una cara muyyyyyyyyyyy familiar XD
3º: Mario es del club de fans de Rosa!!?? Qué calladito se lo tenía eh??? jajajajaja
En cuanto pille un vestido de hello Kitty... me comprometo a ahcer un buen fotomontaje, con pañuelos y ojeras si hace falta XD

GRACIAS!
Achuchón
avatar
Vyra
Caso grave
Caso grave

Localización : Valladolid

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Plenilunio el Lun Sep 06, 2010 12:56 am

Gracias Risa Nadie dijo qué clase de vestido, así que en cuanto acepté el desafío tuve en mente que iba a ser algo así, nunca más glamouroso.

1. Yo también me la imagino, sobre todo después de ver las fotos de la señá Marijose toda estragada que me acabas de pasar.
2. Sí, creo que me suenan, tengo su nombre en la punta de la lengua.
3.Tan callado que nos espía en silencio, pero no ha saludado, el muy... Amenaza

¡Quiero ver ese montaje! Risa Maligna
avatar
Plenilunio
Mandamás

Localización : al teclado

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Atiram el Lun Jul 29, 2013 8:24 pm

¿Por qué no comenté este fic si era para mí? Vaya usted a saber.


Es tan buenísimo que aunque ya lo había leído me he reído tanto como la primera vez que lo hice. Mola. ^^
avatar
Atiram
Mandamás

Localización : Valladolid

http://atiram1985.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Joana el Jue Ago 01, 2013 3:35 pm

madre mia, si esta es una webnovela me parece excelente Very Happy
avatar
Joana
De paso
De paso


Volver arriba Ir abajo

Re: Rosa (Cuenta atrás. Sin parejas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.